El catastro en Pereira no iría más con el IGAC

Teniendo en cuenta que el Plan Nacional de Desarrollo permite la delegación catastral para las ciudades con algunas características especiales, la Alcaldía de Pereira hará ese proceso para que el 2 de enero del próximo año se tenga el catastro propio.
Según explicó el secretario de Hacienda de la Perla del Otún Carlos Maya, se obtuvo la autorización del Departamento Nacional de Planeación, DNP, para hacerlo y no depender más del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC.
“El paso del tiempo y los procesos catastrales de la ciudad nos indican que el municipio debe administrar su propia base de datos y así no presentar más dificultades en el cobro del impuesto predial y por ende en la distribución de la facturación”, señaló el funcionario.
Indicó que se trata de una solución que en la actualidad están requiriendo con urgencia los propietarios de bienes inmuebles, además para los constructores con el objetivo de desenglobar sus predios.
“Sabemos que el IGAC es una entidad nacional con autonomía presupuestal y financiera y con una descentralización de sus funciones, pero lamentablemente tenemos que reconocer que el presupuesto y la estructura organizacional del catastro en Pereira no es suficiente, ni funcional, y no nos está prestando los servicios que tanto necesitamos”, comentó Maya.
Explicó que en la actualidad están estructurando la implicaciones financieras que un proyecto de estos implica, no obstante han concebido que por cada peso que se invierta para el catastro para Pereira, se podrían obtener 3 (ver cifra).
“La meta que nos hemos propuesto con el alcalde Juan Pablo Gallo es que en enero ya esté funcionando y entre en servicio para los contribuyentes que así lo requieran”, añadió el Secretario de Hacienda de la ciudad.
Maya explicó que los atrasos y las demoras para entregar los recibos también se deben a ese problema, por lo que invitó a las personas que no han pagado para que elaboren un acuerdo y quienes no han cancelado porque no les ha llegado la factura es necesario que la reclamen, para cumplir su deber.
“Estas no están llegando porque tenemos dificultades en la información catastral”, puntualizó el funcionario.
¿Cuál es el beneficio?
En ocasiones las personas quieren vender un bien inmueble, pero al no tener asignada la ficha catastral presentan dificultades a la hora de hacer ese procedimiento, porque el notario no le puede escriturar la compraventa sin el documento.
Con catastro propio ese problema no se va a presentar, ya que se conseguirá en menor tiempo. El beneficio también será para los constructores de condominios y edificios de apartamentos, ya que también tienen inconvenientes cuando entregan las escrituras a los propietarios.
“Las peticiones de los contribuyentes en catastro se demoran incluso días, semanas, meses y hasta años”, afirmó el secretario de Hacienda de Pereira Carlos Maya.
Cifra
$ 21.000 millones se recaudarían en 2017, si este año se invirtieran $ 7000 millones.